junio 2023

La Geometría Sagrada. Diferentes figuras geométricas y su significado espiritual.

Qué es la geometría sagrada. Formas geométricas básicas, fractales y proporción aúrea ¿Qué es la Geometria Sagrada?   Alguna vez te has preguntado por qué te llaman la atención ciertos lugares, elementos de la naturaleza, de la decoración, de la arquitectura, del arte, etc. Puede, que sin saberlo, estés conectado a nivel espiritual con tu ser interior.   En nuestra mente subconsciente existe una espacio que va más allá de lo que creemos ser. Es el inconsciente colectivo y los arquetipos. Patrones universales que forman parte de nuestra evolución como seres humanos y que se repiten a lo largo de diferentes generaciones. La cuestión es que, no nos hemos parado a observar toda la información que nos rodea, que está en todas partes. Esa información son códigos que están en nosotros y nuestra conexión con el universo.   Al tratarse de dibujos y formas, nuestra mente analítica no tiene nada a lo que aferrarse ya que no hay imágenes concretas tangibles con las que podemos tener asociados creencias o pensamientos.Es, en ese instante, que nuestra mente subconsciente reconoce el lenguaje de nuestras células, de nuestro ADN.  Se activan partes de nosotros que estaban dormidas y ocultas. Conectamos con nuestra sabiduría interna y se activa la intuición.   En la geometría sagrada se combina la geometría, las matemáticas y la espiritualidad, explorando las formas geométricas que se consideran fundamentales en la creación del universo. Esas formas geométricas poseen energías y vibraciones específicas que influye en nuestro desarrollo de la consciencia y en la conexión con la divinidad.   La geometría sagrada por lo tanto, es una rama de la geometría que se enfoca en las formas y patrones que se encuentran en la naturaleza y en diferentes enseñanzas espirituales de diversas culturas a lo largo de la humanidad. Estas formas y patrones tienen un significado simbólico y espiritual profundo y pueden utilizarse para mejorar nuestra comprensión del mundo y de nosotros mismos.    Un ejemplo de geometría sagrada en la naturaleza es el girasol. La forma en que las semillas del girasol están dispuestas sigue una espiral matemática conocida como la sucesión de Fibonacci, formando un girasol geométrico.   La geometría sagrada también se utilizan en la meditación y la sanación. Por una parte, estas formas geométricas poseen energías y vibraciones específicas que influyen en el nivel consciencia y en la conexión con lo divinidad. Una forma de hacerlo es enfocarse en ellas durante la meditación. Esto hace que se armonize y equilibre tanto la mente, como el cuerpo y el espíritu.   Por ejemplo, meditar en un círculo ayuda a establecer un sentido de unidad y totalidad; visualizar un círculo perfecto en la mente, equilibra y armonizar las energías internas; el triángulo se utiliza para enfocar la atención en la trinidad divina o en los aspectos trinos de la existencia.   De otra parte, también se emplea como una herramienta en la sanación holística. Cuando se utilizan estas formas geométricas en prácticas de sanación, se busca armonizar y equilibrar el flujo de energía en el cuerpo; por ejemplo, mediante el mandala.   El mandala es un diseño geométrico circular que se colorea o se dibuja. Se ha demostrado a nivel terapeútico- que el proceso de crear y contemplar un mandala es relajante y ayuda a disminuir los niveles de estrés y de ansiedad; estimula la creatividad y nos permite estar en el aquí y el ahora. Respecto a su significado espiritual, los colores y las formas que se utilizan en la realización de estas figuras, tienen un impacto en el equilibrio de los chakras y en el sistema energético global del cuerpo.         Qué son los fractales. La geometría sagrada también se relaciona con los fractales en la naturaleza. Un ejemplo sería el fractal de Mandelbrot.   Según el matemático, un fractal es un objeto geométrico caracterizado por presentar una estructura que se repite a diferentes escalas. La geometría fractal trata de modelar y describir muchos fenómenos naturales y experimentos científicos, y se ha transformado en pocos años en una herramienta multidisciplinar utilizada por científicos, artistas, sociólogos, economistas, meteorólogos, músicos, informáticos, etc  Muchas formaciones naturales, como las costas, los ríos, las nubes, los árboles, el brócoli, el romanescu, las plantas suculentas, presentan patrones fractales que se parecen al fractal de Mandelbrot. También se puede encontrar en la distribución de galaxias en el universo, en la forma de los copos de nieve y en la estructura de los corales. Estos patrones fractales se producen naturalmente debido a las leyes de la física y las matemáticas que rigen el crecimiento y la formación de estructuras en la naturaleza. Formas geométricas básicas Existen formas que van desde lo más básico a las figuras más complejas. Vamos a comenzar entendiendo las figuras más conocidas. Podemos encontrar:   Círculo: es una forma perfecta y simétrica que representa la unidad, la eternidad y la totalidad. En muchas culturas antiguas, el círculo también se asociaba con el sol y la divinidad. El símbolo del sol es un círculo con un punto en el centro, y se cree que representa la fuente de luz y vida.   Cuadrado: es otra forma geométrica clave en la geometría sagrada. Representa la estabilidad, la estructura y el equilibrio. El cuadrado también se asocia con los cuatro elementos: tierra, aire, fuego y agua. En muchas tradiciones espirituales, el cuadrado se utiliza como base para construir otras formas sagradas más complejas.   Triángulo: es una forma geométrica poderosa y se encuentra ampliamente en la geometría sagrada. Hay diferentes tipos de triángulos, como el equilátero, el isósceles y el escaleno, cada uno con su propio simbolismo. El triángulo equilátero, con sus tres lados iguales, representa la armonía, la perfección y la divinidad trina. En algunas tradiciones, el triángulo también se asocia con los tres aspectos de la existencia: el creador, el destructor y el preservador.   Pentágono: tiene cinco lados y cinco ángulos, y se cree que está relacionado con la proporción áurea o número de oro, que es una relación matemática fundamental en la naturaleza. El pentágono se asocia con la

La Geometría Sagrada. Diferentes figuras geométricas y su significado espiritual. Leer más »

Qué es la autoestima intrínseca y la autoestima extrínseca

La autoestima intrínseca y la autoestima extrínseca La autoestima es un componente vital de nuestra salud emocional y bienestar psicológico. Es la percepción y valoración que tenemos de nosotros mismos, y juega un papel fundamental en la forma en que nos vemos, nos relacionamos con los demás y enfrentamos los desafíos de la vida. En este artículo, explicaré las dos formas distintas de autoestima: la autoestima intrínseca y la autoestima extrínseca.   Empecemos por definir cada una de ellas:   La autoestima intrínseca se basa en la valoración que una persona tiene de sí misma en función de sus propias cualidades, logros y valores internos. Se centra en el reconocimiento y la apreciación de las fortalezas y habilidades personales. Se construye a través de la autoaceptación, el autocuidado y el amor propio. Es un sentimiento interno de valía y confianza que no depende de la aprobación o validación externa.   La autoestima extrínseca, por otro lado, se basa en la valoración que una persona recibe de fuentes externas, como el reconocimiento social, la aprobación de los demás y los logros visibles. Se vincula a la manera en que los demás nos ven y nos evalúan. La autoestima extrínseca puede ser frágil, ya que depende de factores externos que están fuera de nuestro control. Si nuestras percepciones sobre nosotros mismos están dictadas por la opinión de los demás, nuestra autoestima se ve vulnerable a las críticas y la comparación constante.   La principal diferencia entre la autoestima intrínseca y la extrínseca radica en su origen y sostenibilidad en el tiempo. Mientras que la autoestima intrínseca se nutre desde dentro y es más duradera, la extrínseca depende de factores externos y es más susceptible a las fluctuaciones.   La autoestima intrínseca promueve la autenticidad y la confianza en uno mismo, permitiendo a las personas desarrollar un sentido de identidad sólido y resistente frente a las opiniones ajenas. Por otro lado, la autoestima extrínseca puede generar inseguridades, ansiedad y la necesidad constante de validación externa. Por ese motivo, es importante fomentar la autoestima intrínseca, ya que proporciona una base sólida para el crecimiento personal y la felicidad a largo plazo.   Algunas estrategias para cultivar una autoestima saludable incluyen: Desde una perspectiva psicológica, se consideran diferentes aspectos de la autoestima ya que se construye a partir de nuestras experiencias pasadas, interacciones sociales y creencias sobre nosotros mismos. Es el resultado de cómo nos percibimos, valoramos y nos aceptamos.   La autoestima es una combinación de autoconcepto (nuestra imagen y percepción de nosotros mismos) y autovaloración (la evaluación de nuestro propio valor y valía).   La baja autoestima puede tener sus raíces en diferentes factores, como experiencias traumáticas, críticas constantes, comparaciones sociales negativas, falta de apoyo emocional o expectativas poco realistas. Es importante reflexionar sobre las experiencias y creencias que pueden estar contribuyendo a una baja autoestima, para poder abordarlas de manera efectiva.   Además, nuestros pensamientos y creencias sobre nosotros mismos pueden influir significativamente en nuestra autoestima. Identificar y desafiar los pensamientos negativos y autocríticos es un paso fundamental para fortalecerla.   Debemos aprender a cuestionar y reemplazar esos pensamientos negativos por afirmaciones realistas y positivas para poder cambiar nuestra perspectiva y construir una imagen más saludable de nosotros mismos.   El autocuidado es otro aspecto esencial para fortalecer la autoestima. Esto implica prestar atención a nuestras necesidades físicas, emocionales y mentales, y tomar medidas para satisfacerlas. Por ejemplo, establecer rutinas saludables, como una alimentación equilibrada, ejercicio regular, descanso adecuado y tiempo para actividades que nos gusten y diviertan, nos ayuda a fortalecer nuestro sentido de valía personal.   También la autorreflexión nos permite comprender mejor nuestras fortalezas, debilidades y valores, lo que contribuye a una imagen positiva de nosotros mismos.   En último lugar, debemos establecer metas alcanzables y celebrar nuestros logros personales. Cuando establecemos metas realistas y alcanzables dividiéndolas en pasos más pequeños y medibles ésto, nos permite experimentar el progreso y celebrar cada logro.   Es importante recordar que el valor no reside únicamente en el resultado final, sino también en el esfuerzo y el crecimiento personal que conlleva el proceso.   LA AUTOESTIMA INTRÍNSECA: DESCUBRIENDO TU VALOR INTERIOR   La autoestima intrínseca una forma de autoestima que se basa en el amor propio y la valoración interna. Se trata de reconocer y apreciar nuestras fortalezas, logros y valores personales sin depender de la aprobación o validación externa.   La autoestima intrínseca se nutre desde dentro y se basa en un sentido de amor hacia nosotros, respeto y aceptación de uno mismo. La autoestima intrínseca no surge de la noche a la mañana, sino que se desarrolla y se fortalece a lo largo del tiempo. La forma de de construir y cultivar una autoestima intrínseca saludable incluye:   El autoconocimiento: tomarse el tiempo para explorar y comprender quiénes somos realmente, nuestras fortalezas, debilidades y valores fundamentales. Cuando nos conocemos más y mejor, nos sentimos más seguros de nosotros pudiendo enfrentar con mayor confianza los desafíos de nuestras vidas.   El autocuidado: priorizar nuestras necesidades físicas, emocionales y mentales, y dedicar tiempo regularmente a actividades que nos hagan sentir bien y nos nutran.   Aprendemos a valorarnos más por quienes somos en lugar de depender de una validación externa.También de esta manera, construimos una relación más sólida y amorosa con nosotros mismos, lo que mejora nuestra calidad de vida y nuestras relaciones con los demás.   La autocompasión: tratarnos con amabilidad y comprensión en lugar de ser críticos y exigentes con nosotros mismos. Reconocer que todos cometemos errores y que somos humanos. Además cultivamos una mayor resistencia emocional frente a las críticas y rechazos, ya que sabemos que nuestro valor proviene de nuestro interior y no depende de la aprobación de los demás.   Saber establecer límites saludables: aprender a decir «no» cuando sea necesario y establecer límites claros en nuestras relaciones y compromisos para proteger nuestro bienestar emocional.   Reconoce tus fortalezas y logros: Es fundamental tomar conciencia de nuestras fortalezas y logros. Haz una lista de tus habilidades,

Qué es la autoestima intrínseca y la autoestima extrínseca Leer más »

Cómo gestionar mejor tu tiempo para aumentar la productividad : la Matriz de Eisenhower y la Matriz de Covey.

Cómo gestionar el tiempo para aumentar la productividad: la matriz de Eisenhower y la matriz de Covey En el mundo acelerado y lleno de distracciones en el que vivimos, es fundamental contar con herramientas eficaces para gestionar nuestro tiempo y tomar decisiones de manera efectiva. Una de estas herramientas es la matriz de Eisenhower, una estrategia desarrollada por el expresidente de los Estados Unidos. Esta matriz es una forma práctica y sencilla de priorizar tareas y actividades, lo que nos ayuda a maximizar nuestra productividad y alcanzar nuestros objetivos de manera más eficiente. La otra herramienta de gestión del tiempo que vamos analizar es la matriz de Covey. Ambas tienen simulitudes y diferencias que analizaré más adelante.   I. ¿QUÉ ES LA MATRIZ DE EISENHOWER ?   Dwight D. Eisenhower era conocido por su habilidad para tomar decisiones eficientes y mantener la productividad en medio de responsabilidades abrumadoras. La matriz de Eisenhower se basa en los principios que él aplicaba para priorizar las tareas y actividades importantes en su vida diaria; es una herramienta de gestión del tiempo y toma de decisiones que divide las tareas y actividades en cuatro cuadrantes, según su nivel de urgencia y su importancia.   Los cuadrantes se dividen de la siguiente manera:   A continuación, te muestro la tabla de cómo se organiza la matriz de Eisenhower:     URGENTE NO URGENTE IMPORTANTE Cuadrante 1: Actuar de inmediato. Estas son las tareas y actividades prioritarias que requieren atención inmediata. Cuadrante 2: Planificar y programar. Estas son las tareas importantes para nuestros objetivos a largo plazo, pero no requieren una acción inmediata. NO IMPORTANTE Cuadrante 3: Delegar o minimizar. Estas tareas son urgentes en el sentido de que requieren atención inmediata, pero no contribuyen significativamente a nuestros objetivos. Cuadrante 4: Eliminar o posponer. Estas son las tareas que no son urgentes ni importantes y pueden ser eliminadas o minimizadas en la medida de lo posible. Cuadro de la matriz de Eisenhower La idea principal de este método, es priorizar las tareas y actividades según su urgencia e importancia, dedicando la mayor parte de nuestro tiempo y energía a las tareas urgentes e importantes, seguidas de las tareas importantes pero no urgentes. Las tareas no importantes, tanto urgentes como no urgentes, deben ser minimizadas o eliminadas para optimizar nuestra productividad y enfoque en lo que realmente importa.   Cómo utilizar la matriz de Eisenhower:   Cuando se utiliza la matriz de Eisenhower se obtienen numerosos beneficios en términos de gestión del tiempo y toma de decisiones. Entre otros:   1-Se mejora la productividad: al priorizar las tareas y actividades de manera efectiva, podemos enfocar nuestra energía en las actividades que realmente importan y nos acercan a nuestros objetivos. 2-Se reduce el estrés: al identificar y abordar las tareas urgentes de manera oportuna, evitamos la acumulación de trabajo y la sensación de estar constantemente presionados por los plazos. 3-Fomenta la planificación a largo plazo: al dedicar tiempo a las tareas importantes pero no urgentes, podemos establecer metas a largo plazo, planificar proyectos y trabajar en nuestro crecimiento personal y profesional. 4-Mejora la toma de decisiones: la matriz de Eisenhower nos proporciona un marco claro para evaluar y tomar decisiones informadas sobre cómo asignar nuestro tiempo y recursos.   II.¿QUÉ ES LA MATRIZ DE COVEY?   Stephen Covey escribió varios libros de éxito, entre ellos el bestseller internacional » Los 7 hábitos para la gente altamente efectiva» considerado el libro de negocios más influyente del siglo XX y uno de los diez libros de gestión empresarial más relevantes de todos los tiempos. Fue profesor, consultor de organizaciones, escritor, un experto en familia y una autoridad internacionalmente respetada en materia de liderazgo. La matriz de Covey también es una representación gráfica que divide nuestras tareas y actividades en cuatro cuadrantes basados en dos dimensiones: importancia y urgencia. Estas dimensiones determinan la prioridad que debemos darle a cada tarea y cómo debemos abordarla. Los cuadrantes son los siguientes: A continuación, te muestro una tabla de cómo se clasifican las tareas en cada cuadrante:   IMPORTANTE URGENTE CUADRANTE 1 Tareas urgentes e importantes Requieren atención inmediata CUADRANTE 2 Tareas importantes pero no urgentes Contribuyen a objetivos a largo plazo CUADRANTE 3 Tareas urgentes pero no importantes Suelen ser distracciones o interrupciones CUADRANTE4 Tareas no urgentes ni importantes Actividades innecesarias o de entretenimiento sin propósito Cuadrante de tareas de la matriz de Covey Cómo utilizar la matriz de Covey: La matriz de Covey es una herramienta práctica que nos ayuda a organizar nuestras actividades y priorizar de manera efectiva. Aquí hay algunos pasos para utilizarla: Es importante tener en cuenta que la clasificación de las tareas en cada cuadrante puede variar según las circunstancias individuales y las prioridades personales. La clave es enfocarse en los cuadrantes de mayor importancia (1 y 2) y evitar caer en las distracciones y tareas menos relevantes (3 y 4).   La matriz de Covey te ayuda a planificar tu trabajo, logrando así mayor eficiencia. Una vez la pongas en práctica podrás ver resultados como: una mayor productividad en todos los aspectos de tu vida, menor ansiedad y estrés, mayor rendimiento del trabajo en una menos cantidad de horas, ser asertivos y aprender a decir que NO.   Aunque parezca una herramienta diseñada para el ambiente profesional y corporativo, también puedes utilizarla en tu vida personal; de esta manera, la matriz de Covey es la herramienta ideal para mejorar tu calidad de vida.   Tanto la matriz de Covey como la matriz de Eisenhower son herramientas ampliamente utilizadas para la gestión del tiempo y la toma de decisiones. Aunque comparten algunas similitudes, también presentan diferencias en su enfoque y aplicación. A continuación, se detallan las principales similitudes y diferencias entre ambas matrices:   1-Similitudes entre la matriz de Eisenhower y Covey:   -Enfoque en la importancia y la urgencia: Tanto la matriz de Covey como la matriz de Eisenhower se basan en la evaluación de la importancia y la urgencia de las tareas. Ambas herramientas reconocen la

Cómo gestionar mejor tu tiempo para aumentar la productividad : la Matriz de Eisenhower y la Matriz de Covey. Leer más »

La comunicación efectiva:diferentes formas de comunicarnos

La comunicación es un aspecto fundamental en todas las interacciones humanas. Una comunicación efectiva es aquella en la que se logra transmitir mensajes de manera clara, comprensible y respetuosa. En este artículo, exploraremos diferentes estilos de comunicación, centrándonos en la comunicación asertiva, pasiva, agresiva, y también en el lenguaje no verbal. Comprender estos aspectos nos ayudará a mejorar nuestras habilidades comunicativas y fortalecer nuestras relaciones personales y profesionales.   I. Comunicación pasiva: La comunicación pasiva se caracteriza por la dificultad para expresar opiniones, deseos y necesidades de manera clara. Las personas que se comunican de manera pasiva tienden a evitar el conflicto y pueden sentir temor de ser juzgadas o rechazadas. Esto puede llevar a una falta de autoafirmación y a la incapacidad de establecer límites adecuados. La comunicación pasiva puede generar malentendidos y frustraciones, afectando negativamente las relaciones personales y laborales. Algunas características de la comunicación pasiva son las siguientes: II. Comunicación agresiva: La comunicación agresiva se caracteriza por una expresión violenta, dominante e intimidante de opiniones, deseos y necesidades. Las personas que utilizan este estilo de comunicación tienden a imponer sus puntos de vista sin considerar los derechos o sentimientos de los demás, generando hostilidad, resentimiento y conflictos en las relaciones interpersonales. Es importante aprender a canalizar la energía de manera constructiva y buscar alternativas a la comunicación agresiva. Las principales características de personas que se comunican de manera agresiva son las siguientes: III. Lenguaje no verbal: El lenguaje no verbal es una parte integral de la comunicación. Incluye gestos, expresiones faciales, postura corporal, contacto visual y tono de voz, entre otros elementos. El lenguaje no verbal puede transmitir información y emociones de manera poderosa por esa razón, es importante ser consciente de nuestro lenguaje no verbal y comprender cómo puede afectar la interpretación de nuestro mensaje. La congruencia entre el lenguaje verbal y no verbal es esencial para una comunicación efectiva.    Es famosa la regla 55-38-7 del investigador Albert Mehrabian, profesor emérito de psicología en la Universidad de California, que realizó un experimento en 1967  en el que cuantificó el grado de influencia de los distintos elementos que componen la comunicación: palabras, cuerpo y voz. Descompuso en porcentajes el impacto de un mensaje con los siguientes resultados: el 7% es verbal, el 38% vocal (tono, matices y otras características) y un 55% señales y gestos. El componente verbal se utiliza para comunicar información y el no verbal para comunicar estados y actitudes personales. Albert Mehrabian, afirma que en una conversación cara a cara el componente verbal es un 35% y más del 65% es comunicación no verbal. Quiero matizar, que sus conclusiones se limitan a la comunicación de emociones. Lo que el famoso investigador demostró con su trabajo es la importancia de cuidar la comunicación no verbal; no sólo las palabras que usamos sino también la manera en que las pronunciamos: lenguaje corporal (apariencia, postura, gestos) y voz (tono, ritmo, volumen).   Los aspectos clave a considerar en la comunicación no verbal son los siguientes: IV. Comunicación asertiva: La comunicación asertiva implica expresar nuestros pensamientos, sentimientos, deseos y necesidades de manera directa y honesta, sin violar los derechos de los demás. Además, la comunicación asertiva fomenta la confianza y el entendimiento, facilitando la construcción de relaciones saludables. Cuando utilizamos un estilo de comunicación asertiva, podemos transmitir nuestro mensaje de manera clara y respetuosa, mostrando consideración hacia los demás. Al practicar la comunicación asertiva se favorece: En resumen, desarrollar habilidades de comunicación asertiva nos permite expresar nuestros pensamientos y sentimientos de manera clara y respetuosa. Evitar la comunicación pasiva y agresiva nos ayuda a establecer límites adecuados. Además es esencial ser conscientes de nuestro lenguaje no verbal para comprender cómo puede influir en la comunicación. Asegurarnos de que nuestro lenguaje verbal y no verbal estén en armonía puede ayudar a transmitir mensajes claros y evitar malentendidos.

La comunicación efectiva:diferentes formas de comunicarnos Leer más »

Qué es el Rapport y cómo se utiliza en terapias.

Rapport es un término utilizado en la comunicación y las relaciones humanas para describir una conexión armoniosa, positiva y de confianza entre las personas. Se refiere a la capacidad de establecer una buena relación y sintonía con los demás, creando un ambiente de mutuo entendimiento y respeto. El rapport implica establecer una conexión emocional y de confianza con la otra persona, lo que facilita la comunicación efectiva, la empatía y la cooperación. Cuando hay un buen rapport, las personas se sienten cómodas, escuchadas y comprendidas, lo que promueve la apertura y la disposición a colaborar.   Algunos elementos clave para desarrollar un rapport exitoso incluyen: El rapport es especialmente importante en situaciones de negociación, trabajo en equipo, terapia y en cualquier interacción interpersonal donde se busca establecer una conexión significativa. Al desarrollar un rapport sólido, se crea un ambiente favorable para la comunicación efectiva y el establecimiento de relaciones positivas y productivas.  

Qué es el Rapport y cómo se utiliza en terapias. Leer más »

Scroll al inicio