Qué es el Rapport y cómo se utiliza en terapias.

Rapport es un término utilizado en la comunicación y las relaciones humanas para describir una conexión armoniosa, positiva y de confianza entre las personas. Se refiere a la capacidad de establecer una buena relación y sintonía con los demás, creando un ambiente de mutuo entendimiento y respeto.

El rapport implica establecer una conexión emocional y de confianza con la otra persona, lo que facilita la comunicación efectiva, la empatía y la cooperación. Cuando hay un buen rapport, las personas se sienten cómodas, escuchadas y comprendidas, lo que promueve la apertura y la disposición a colaborar.

 

Algunos elementos clave para desarrollar un rapport exitoso incluyen:

Empatía: Comprender y compartir las emociones, perspectivas y experiencias de la otra persona. Esto implica ponerse en el lugar del otro y mostrar interés genuino por sus sentimientos y necesidades.

 

Escucha activa: Prestar atención plena a lo que la otra persona está diciendo, sin interrupciones ni juicios. Demostrar interés a través de gestos de cabeza asintiendo, manteniendo contacto visual y realizando preguntas para obtener más información.

 

Lenguaje verbal y no verbal congruente: Asegurarse de que tus palabras, tono de voz y lenguaje corporal estén en sintonía. Evitar contradicciones entre el mensaje verbal y no verbal, ya que esto puede generar desconfianza o confusión.

 

Adaptación al estilo de comunicación de la otra persona: Ajustar tu forma de comunicarte para que sea similar al estilo de la otra persona. Esto implica utilizar un lenguaje similar, ritmo de habla y gestos para establecer una sensación de familiaridad y conexión.

 

Respeto y consideración: Mostrar respeto hacia la otra persona y sus ideas, incluso si hay diferencias de opinión. Evitar la crítica y el juicio, y enfocarse en encontrar puntos en común y áreas de colaboración.

 

Rapport no verbal: Prestar atención a los gestos, expresiones faciales y postura corporal de la otra persona. Mantener una postura abierta y receptiva, y utilizar el lenguaje corporal para transmitir interés y comprensión.

 

El rapport es especialmente importante en situaciones de negociación, trabajo en equipo, terapia y en cualquier interacción interpersonal donde se busca establecer una conexión significativa. Al desarrollar un rapport sólido, se crea un ambiente favorable para la comunicación efectiva y el establecimiento de relaciones positivas y productivas.

 

Scroll al inicio